Coleccionistas de palabras

CREACión

En este módulo explorarás otros lenguajes a partir de los cuales puedes acercar a los niños a la lectura. Aprenderás a crear dispositivos que refuercen las historias, por ejemplo, juguetes, títeres, instrumentos musicales e incluso aprender a hacer libros caseros, libros tela o libros álbum.

¡Construyo mis propios juguetes!

Conéctate y aprende nuevas formas de jugar en familia

Al considerar el libro como eje primordial en estos talleres, se entiende su crucial importancia en la vida de las personas y su impulso en la sociedad moderna. Por esto, se busca inculcar la lectura desde la infancia a través de diversos métodos que puedan ayudarnos a realizar este proceso de una forma sencilla y atractiva para los niños, en este caso, a través del juego. A lo largo de esta lectura se expondrá una breve reseña de la historia de los juegos y los juguetes, y su importancia como medio para acercarnos al mundo de la lectura.

Los registros de juegos infantiles se remontan a la antigüedad, incluso antes de las populares Grecia y Atenas. Excavaciones arqueológicas de la antigua China, Perú y Egipto, revelan dibujos de varias escenas de juegos y objetos para jugar como tapas, muñecos, cascabeles y otros juguetes hechos de cerámica o metal. Estudios antropológicos de varias culturas primitivas revelan que eran comunes las actuaciones, canciones, cuentos, artes y artesanías, bailes, movimientos rítmicos, juegos y concursos en la vida diaria de estas comunidades. Los juegos, además, fueron de importancia religiosa, datan de antiguos ritos de adivinación. Platón expresó la idea de que las personas eran objetos de juego de Dios y que deberían dedicar su vida a pasatiempos nobles. Él pidió a la legislación estatal tener en cuenta los juegos para niños y ofreció consejos prácticos a las madres sobre juegos infantiles. Platón estaba lejos de estar solo en su creencia de que el juego era importante para el desarrollo de los niños. A lo largo de la historia, muchos de los más importantes filósofos, educadores y pensadores parecían entender que el juego era esencial en el desarrollo de la niñez, felicidad y el buen crecimiento de la persona (Frost, 2010).

Así, el juego se presenta como una actividad que desarrolla capacidades intelectuales y sociales en el ser humano. También, estimula diferentes destrezas en la motricidad fina, habilidades musculares y de pensamiento. Otras de las funciones que cumplen los diferentes tipos de juegos en el desarrollo integral de los niños se clasifican en: juego sensorial, con movimiento, rudo, verbal, sociodramático, constructivo y de reglas. (Sepúlveda, 2016).

Ahora bien, una vez entendida la vital importancia que toma el juego en la vida de las personas, podemos relacionarlo como un estimulante que invita al momento de la lectura y propicia que los niños encuentren los libros cómo objetos interesantes y que puedan también ser un foco de diversión. Así Robert Escarpit destaca la importancia de que la lectura se introduzca en etapas tempranas de la niñez para que nazcan “actitudes fundamentales para con el libro” y se fijen en los juegos y actividades cotidianas.

Los talleres y actividades en torno a la lectura deben combinar prácticas y destrezas con la animación a la misma, de igual manera los juegos en la lectura deben encaminarse a conjugar el mundo de los libros con los juegos de los niños. (Quintanal, 2000).

Por otro lado, cabe resaltar que los juguetes por si mismos también son creadores de lazos afectivos, pues los niños se apropian de ellos haciéndolos parte de su vida diaria, son potencializadores de la creatividad y siempre invitan a la creación de historias diferentes; un solo juguete puede crear varios universos y estimular al mismo tiempo la imaginación, la cual no tiene límites en la infancia. El objeto más sencillo se convierte en el juguete más preciado y es esta premisa de la que se valen los creativos para inventar diferentes juguetes usando materiales que se tengan a la mano y que permitirán el rediseño de los objetos según lo que se quiera crear, en la mayoría de los casos serán combinaciones que llevarán a nuevos hallazgos exitosos.

Muchos de los juegos que hoy conocemos parten de diferentes necesidades, como pueden ser: divertirse, entretener, aprender, socializar, alcanzar retos, desarrollar el pensamiento, etc. Para la creación de estos es importante tener un grupo de actores multidisciplinario que pueda aportar valor desde su saber en la solución de alguna necesidad particular, estos actores se basarán en la observación y el análisis de un público objetivo para entender a su usuario y así poder generar una lluvia de ideas encaminada a la creación de un dispositivo didáctico que supla dicha necesidad. Esta es una de las maneras en las que muchos de los creativos actuales pueden desarrollar juguetes y crear juegos; y es esta también la estrategia en las que se basarán los diferentes talleres que se expondrán en estos cursos virtuales en dónde la necesidad particular será estimular el acercamiento de los niños a la lectura, valiéndonos de un equipo que aportará ideas desde sus diferentes conocimientos.

Dado lo anterior, invitamos a profesores, cuidadores, padres de familia y público en general a que se acerquen a aprender y compartan con sus niños el conocimiento que se adquirirá en estos talleres, de la mano de la diversión y creación de juegos y juguetes vinculados al maravilloso mundo de la lectura.

Bibliografía:

  • Frost, Joe L. (2010). A history of children’s play and play environments: toward a contemporary child-saving movement. Editorial Routledge Taylor and Francis group. New York.
  • Quintanal, J. (2000). Animación a la lectura: actividades lectoras para la escule infantil y primaria. Madrid: CCS. Madrid.
  • Sepulveda, Hilda M. (2016). Animación a la lectura en niños de preescolar y la interacción con sus familias a través del uso del libro álbum. Universidad Nacional de Colombia. Bogotá.